11 marzo 2010

Güelfos y gibelinos en un estudio artistico ajedrez

En numerosas ocasiones los hechos históricos han servido a los compositores de estudios artísticos ajedrez de inspiración, este es el caso del final artístico cuya posición inicial podéis ver en el diagrama de ajedrez adjunto. El enunciado del estudio decía lo siguiente: "El capitan de los güelfos, el rey blanco, pensaba abandonar la lucha, cuando una voz divina le susurró una serie de palabras misteriosas que le impulsaron a continuar el combate, combate que terminó ganando tras dieciseis jornadas de dura lucha".

Los términos güelfos (blancos) y gibelinos (negros) nacieron de los constantes enfrentamientos entre dos facciones que desde el siglo XII venían apoyando en Alemania, unos a la casa de Baviera (los Welfen, origen de la palabra güelfo), y otros a la casa de los Hohenstaufen de Suabia (los señores del castillo de Waiblingen, origen de la palabra gibelino). Pero ciertamente esto tiene poco que ver con la historia que sirvió de inspiración a nuestro compositor de ajedrez.

Hacia finales del siglo XII, en Pistoia, como consecuencia de las diferencias surgidas en el seno de la ilustre familia patricia Cancelleri, surgieron dos facciones, blancos y negros, que lucharon encarnecidamente y tiñeron de rojo la Toscana del siglo XIII.

En Florencia, durante la época en que Dante Alighieri escribía "La Divina Comedia", los güelfos o piezas de ajedrez blancas, estaban capitaneados por Viero Cerchi, mientras que los gibelinos o piezas negras, eran comandados por Corso Donati.

El caso es que después de una serie de cruentas batallas, los güelfos se imponían en 1300 y el gibelino Corso Donati tenía que exiliarse. Pero en 1301, el propio Donati, con el apoyo Carlos de Valois, padre del futuro rey de Francia Felipe VI, atacó por sorpresa Florencia destruyendo todas las fuerzas de los güelfos, salvándose sólo su capitán Viero Cerchi y una compañía (un peón blanco).

Así los gibelinos o piezas de ajedrez negras se apoderaban de la ciudad y se hacían fuertes en el castillo, representado, ajedrecístcamente hablando, en el primer diagrama.

Ahora sólo queda que volváis a leer el enunciado del estudio artístico de ajedrez, y que intentéis resolverlo antes de consultar la solución que os pongo a continuación:

1. Rxe1 Da1
2. h3!!


La jugada 2. h4? sólo permite conseguir tablas.

2... Da2
3. h4 Da1
4. h5 Da2
5. h6 Da1
6. h7 Da2
7. h8=C!!


Hay que coronar un caballo, con cualquier otra pieza sólo se consiguen tablas.

Posición final del final artistico de ajedrez güelfos y gibelinos7... Da1
8. Cf7 Da2
9. Cd6 Da1
10. Cb7 Da2
11. Cxc5 Da1
12. Cb7 Da2
13. Ca5 Da1
14. Cxc4 Da2
15. Ca5 Da1
16. Cxb3++
(ver segundo diagrama)

No hay comentarios:

Publicar un comentario