28 febrero 2012

Operadoras de móvil contra Google

Los operadores de telefonía móvil tienen listo un contraataque para reivindicar su protagonismo en el mundo digital. Nuevos competidores como los gigantes Google o Apple o los diminutos Whatsapp y Viber surgen en los frentes que antes dominaban. Ayer, en el marco del Mobile World Congress (MWC) celebrado en Barcelona, plantearon iniciativas para dar la cara con sistemas operativos propios o servicios de mensajería y voz a través de internet para sus clientes, aunque eso signifique acabar con negocios millonarios como los SMS. 

El temor de las operadoras es que los nuevos competidores arrasen con su base de clientes y reduzcan su papel en el mundo de las comunicaciones al de gestores de infraestructuras y redes. Aunque tienen los clientes y distribuyen los teléfonos y tabletas, apenas participan en el negocio de los buscadores, los sistemas operativos, las aplicaciones o la publicidad en Internet. 

El primer paso en este sentido lo dio ayer Telefónica al anunciar su alianza con Mozilla, creador del navegador Firefox, para desarrollar un sistema operativo propio más barato y ágil que los de Google y Apple, aunque también menos sofisticado. 

Según el responsable de Telefónica Digital, Carlos Domingo, este sistema estaría destinado a mercados emergentes donde la penetración de los terminales de nueva generación con acceso a internet es del 20% frente a Estados Unidos o Europa, donde esta cifra se duplica. Latinoamérica, además, representa alrededor del 70% de los clientes de Telefónica.

El sistema, que apenas ha comenzado a desarrollarse, permitiría usar internet para todas las utilidades que tiene hoy un teléfono, incluyendo la voz y los SMS, que constituyen más del 90% de los ingresos actuales de las operadoras. Domingo indicó que la iniciativa nace abierta a la entrada de socios interesados como pueden ser Vodafone, Orange y el resto de operadoras que frente a la amenaza digital, pueden dejar de ser competidoras para convertirse en socios. 

Esta divergencia es lo que Talmon Marco, fundador del servicio de mensajería y voz por internet Viber, considera su mayor ventaja. Viber empezó a funcionar hace poco más de un año y en este tiempo ha logrado que 50 millones de personas descarguen su aplicación, que permite hacer llamadas al otro extremo del mundo por el coste de conectarse a internet. 

Precisamente ayer, Vodafone anunció el lanzamiento de Joyn, servicio con el que quiere hacer frente a Whatsapp, otra pequeña empresa californiana que ha dejado obsoleto un negocio como el de los SMS. Con Joyn, que Vodafone permite descargar ya a sus clientes y estará en marcha en verano también en los teléfonos de Orange y Telefónica. Estas compañías quieren acabar con Whatsapp incluso al precio de extinguir los SMS. «Los ingresos que se pierden en los servicios tradicionales se recuperarán con tarifas de datos», indicaron en Vodafone. 

Para que su propio Whatsapp sea un éxito las 800 operadoras de todo el mundo que han participado en el desarrollo de Joyn harán valer su papel de distribuidores de terminales y de gestores de millones de clientes introduciendo su aplicación «de serie» en los teléfonos para hacer de Whatsapp una elección marginal. Por el momento servirá sólo como herramienta de mensajería instantánea y los servicios de voz por internet llegarían en un plazo no inferior a dos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario