28 abril 2012

Hasta el arte entra en crisis

Existe una rara magia sonámbula en la isla que llevó al malogrado pensador Walter Benjamin a escribir que aquí existía «el paisaje más intacto que nunca encontré». Ibiza ya estaba en los mapas de tantos exploradores de luz o de silencio. A este espíritu responde, desde su fundación en 1969, el Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza (Mace), uno de los primeros de su especie en España. 

Ubicado en un antiguo almacén de armas levantado en 1727 por el arquitecto Simon Poulet, cerró hace cinco años para emprender una ampliación y sumar más espacio a su espacio.

Hasta que ayer, de nuevo, volvió a auparse, renovado, en la colina del castillo de la ciudad, con más de 2.000 metros cuadrados, buena parte de su colección releída, integrando a su arquitectura los restos arqueológicos hallados durante las tareas de rehabilitación y con dos inquilinos temporales vinculados a este islote por voluntad y por destino: Miquel Barceló y el artista irlandés Barry Flanagan, convocados por el comisario Enrique Juncosa. 

Lo explicó la alcaldesa de la ciudad, Marienna Sánchez-Jáuregui: «El Mace es un proyecto imprescindible para un lugar mundialmente conocido como éste. Durante siglos, Ibiza ha sido un crisol de culturas. En el siglo XX, se convirtió en un imán para muchas personas vinculadas a la literatura, al arte. Y debemos potenciar ese patrimonio». Ibiza es una de los escasas ciudades que abre hoy un museo en vez de cerrarlo. 

Tres exposiciones sirven de impulso en esta nueva época de la institución, dirigida desde hace más de dos décadas por Elena Ruiz. Extremos, con fondos del centro y que cuenta con obras de Corneille, Rafols Casamada, Gordillo, Evru y Adolfo Schlosser, entre otros. La muestra de fotografía y videoarte titulada Cuatro mujeres, con obra de Koaru Ketayama, Amparo Garrido, Julia Montilla y Eugènial Balcells. Y la que reúne los últimos trabajos cerámicos de Flanagan y Miquel Barceló, junto a las tintas realizadas por el artista mallorquín en distintos viajes por India y el Himalaya. 

«Ah, ¿pero el arte está en crisis? No creo. Ademas, en los momentos de convulsión es cuando salen las mejores obras, ¿no?», dijo Barceló.

1 comentario:

  1. Siempre me ha gustado mucho el arte, aunque a veces se diga que hoy en dia se encuentra en crisis siempre me intereso por el tema. Hace poco tiempo atrás me fui a vivir a mi actual alquiler de casas en Montevideo y me intereso asistir a diversos talleres de arte de la zona

    ResponderEliminar