04 junio 2012

A tiros con la Renfe

Fueron los vigilantes de Renfe los que oyeron los disparos cuando estaban patrullando por la zona. Rápidamente avisaron a la Policía pensando que estaban disparando contra ellos. Ninguno resultó herido. Eran las 17.00 horas. 

Los agentes de la Comisaría de Hortaleza llegaron al lugar y junto a los vigilantes de Renfe descubrieron que había numerosos impactos de bala en unas pantallas sonoras que hay en esta zona de Hortaleza, cercana a la estación de Fuente de la Mora. Una de las balas también impactó contra un tren estacionado a la espera de entrar en la zona de lavado de trenes. 

Ninguno de los vigilantes de Renfe supo precisar por donde venían los disparos. Los agentes de la Policía Científica de Hortaleza recogieron en las pantallas sonoras y en un tren varias balas del calibre 7,62. Según señalaron, podrían haber sido disparadas por un arma automática Tokarev. 

Posteriormente los agentes rastrearon la zona e interrogaron a varias personas para averiguar quien pudo apretar el gatillo. Cerca del lugar hay dos chabolas en las que también se interrogó a varios de sus moradores. Ninguno sabía nada. 

A tenor de la primeras averiguaciones policiales, las balas podrían haber sido disparadas por alguna persona que hacía practicas de tiro en un descampado y que apuntó en dirección a las pantallas sonoras. 

Uno de los vigilantes declaró que estaban a unos 20 metros del tren que recibió uno de los impactos. 

El pasado jueves un autobús de la EMT también fue alcanzado por dos balas en el barrio de Entrevías, en el distrito de Vallecas. Según la Policía, las personas que viajaban en el autobús de la línea 102 escucharon dos detonaciones en el momento de los impactos a su paso por la avenida de Entrevías y la calle Sierra del Albarracín. 

Los disparos alcanzaron el transporte público, provocando dos impactos redondos en la penúltima luna trasera del lado izquierdo del vehículo. Como consecuencia del incidente, uno de los viajeros resultó herido de forma muy leve, con pequeños cortes de cristal en la cara. 

La inspección del autobús municipal y los alrededores de esa zona de Vallecas por parte de los agentes de Policía no sirvió para encontrar bala alguna que demostrara el origen de las detonaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario