03 agosto 2012

La muerte de Tony Martin

Mi admirada Patricia Godes, la persona que más sabe de música en este país, me comunica la muerte en California a la edad de 98 años de Tony Martin, uno de mis crooners favoritos. Justamente acababa de ver dos películas de su época de gloria en la década de los 40, una con Esther Williams y otra con Yvonne de Carlo en la que daba vida al ladrón Pepé le Moko, papel que desempeñaron Jean Gabin y Charles Boyer antes que él. Grande y varonil aunque no clásicamente guapo, había contraído matrimonio en primeras nupcias con Alice Fay y en segundas con la maravillosa Cyd Charisse con la que permanecería felizmente casado casi 50 años. 

Les vi por última vez juntos en un almuerzo en los jardines de Bagatelle con motivo de un concours d'élegance, días después de que Cyd recibiese un homenaje en el Festival de Cine de Deauville. Compartimos mesa y al día siguiente vinieron a verme al Crillon trayéndome un CD con los mayores éxitos de Tony. Él estaba mayor, ella no tanto ya que unos años después desfilaría para Thierry Mugler. Uno de los grandes éxitos de Tony fue There's No Tomorrow, versión anglosajona de O sole mio que Elvis Presley convertiría luego en It's Now Or Never. 

Lorenzo Caprile, el último de los grandes coutuiers españoles y la persona que más sabe de moda de este país, se va hoy a Nueva York llevándose un traje de novia que ha creado para The Wolf of Wall Street, la película que está rodando Martin Scorsese, ambientada en la década de los 90. Es una petición de su gran amiga la oscarizada figurinista Sandy Powell con la que colaboró en el vestuario de Rigoletto en el Teatro Real hace dos años. Caprile suele acompañar a Powell en sus grandes momentos como la entrega de su tercer Oscar por La joven Victoria, su segundo Bafta por esa misma película o cuando Isabel II le concediera la Orden del Imperio Británico. 

Para el couturier favorito de las Borbón Grecia, Borbón Parma y Borbón Dos Sicilias además del preferido por las reinas del showbiz, será una vacación, ya que a pesar de la crisis ha estado trabajando hasta hace pocos días creando trajes de novia para bodas veraniegas. Ha prometido traerme todos los discos de Tony Martin que encuentre en Manhattan, por cierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario