07 enero 2013

Londres es una de las ciudades mas solicitadas

El futuro está cerca. Y el futuro pasa por hacer el mundo mas pequeño. Tanto como tener al lado de casa las taquillas del Metropolitan Opera House de Nueva York.

Grandes espectáculos del estilo de Jesus Christ Superstar, Grease, Les Misérables, Cats... y muchos otros musicales de gran tamaño se pueden ver haciendo sólo una llamada. El número es el del Tel-Entrada, el servicio que incluye desde hace poco menos de un mes la posibilidad de reservar localidades en los más prestigiosos teatros de 23 países de los cinco continentes.

Oir cantar y ver bailar en directo a Carli Norris entonando las canciones de Pygmalion en el personaje de Eliza Doolittle, o admirar la coreografía de Luke Goss en el papel de Danny en Grease son posibilidades cada vez más cercanas.

Tel-Entrada hace posible llegar al teatro y, con la entrada en la mano, sortear las colas y sentarse en un asiento previamente reservado. Todo un lujo que puede permitirse desde casa, desde el trabajo o el coche. Sólo es necesario un teléfono y toda la información necesaria se encuentra al otro lado del hilo.

En más de un mes de funcionamiento, los usuarios de este servicio han mostrado, sobre todo, interés por la oferta cultural de Londres, donde están en cartel los musicales Les Misérables, Riverdance o Miss Saigon.

También han llegado peticiones para los espectáculos del Metropolitan Opera House o de la Radio City Music Hall de Nueva York y ya hay una persona que tiene las cuatro entradas que pidió para ver La Traviata, de Giuseppe Verdi, que se interpreta en el teatro de ópera La Bastilla de París con la voz de Luciano Pavarotti como protagonista.

PERFILES Personas de entre 25 y 44 años mayoritariamente, con un nivel de estudios de grado medio o superior y una frecuencia de asistencia al teatro cada vez más elevada son los rasgos más característicos del dibujo que perfila al usuario de este tipo de servicio tan a la carta.

En el estudio que ha realizado Caixa de Catalunya se aprecia también que se ha incrementado en Barcelona el número de espectadores que viven fuera de la capital.

Con el servicio han encontrado la comodidad que proporciona la seguridad de tener reservado un lugar en los asientos del teatro. «Para estas personas el servicio es ideal», explica Xavier Burjachs, director de Banca Electrònica de Caixa de Catalunya.

Y añade: «Lo mismo pasa si vas al extranjero. Si sales de aquí con la entrada en la mano, lo tienes todo solucionado. Ir a buscar la entrada al teatro puede ser una aventura».

El proceso es el mismo a la inversa, es decir, que en un futuro no muy lejano cualquier ciudadano del mundo podrá acceder a cualquiera de las ofertas de ocio que aquí se ofrecen.

«Antes de final de año queremos empezar a engrosar la red con esta presencia, que es muy fuerte, porque están las dos capitales culturales de España, Barcelona y Madrid», puntualiza Burjachs.

Todo entra en el acuerdo firmado por Caixa de Catalunya y el consorcio Global Tickets, operador líder de ticketing internacional. Aunque deseada, la apuesta era fuerte. Impensable hace casi cuatro años cuando se creó Tel-Entrada.

En 1994 su incidencia era todavía muy tímida, con una media de 20 llamadas diarias. Actualmente las personas que contestan al teléfono atienden a más de 2.000 peticiones cada día.

En lo que a la oferta internacional se refiere «nos daríamos por satisfechos si al cabo de un año pudiéramos cerrar con un número de 10.000 entradas vendidas», afirma Burjachs con optimismo.

Por el momento, muchas llamadas responden a la curiosidad de la gente, que quiere saber en qué consiste el nuevo servicio de Tel-Entrada. Uno de sus objetivos es precisamente fomentar la dinamización cultural, que ahora la entidad contribuye a exportar a nivel internacional.

VIA INTERNET Además, añade Burjachs, «lo que estamos trabajando y pensamos que de cara al futuro puede tener más atractivo desde el punto de vista tecnológico es el tema de la venta de entradas a través de Internet. Tenemos desde nuestro servidor toda la oferta de espectáculos de Tel-Entrada y actualmente ya se pueden adquirir entradas desde cualquier parte del mundo».

Burjachs está convencido que «reservar una noche para ver un espectáculo permite conocer mejor la cultura del país. Y si puede hacerse sin que eso se convierta en una aventura, pues mejor».

No hay comentarios:

Publicar un comentario