08 febrero 2013

Feliciano más latino que nunca

El cantante portorriqueño José Feliciano, que acaba de publicar el disco Latin street, prepara estos días una nueva gira mundial, que le llevará por tierras de Australia y del continente europeo. España todavía no está en su agenda, en la presente ocasión, aunque bien pudiera concretarse algún concierto en nuestro país, al que acudió el pasado año para realizar apariciones televisivas. El invidente Feliciano, que alcanzó un gran éxito en el mercado norteamericano con su versión del Light my fue de los Doors, se siente cada vez más cerca de sus raíces latinas. «Tengo más de 80 discos grabados y publicados, cuarenta en el mercado anglosajón, y otros cuarenta destinados a audiencias latinas. Pero cada vez me encuentro más próximo a mis orígenes, por eso mi última grabación es más latina que nunca.

Canciones como Hijo, te quiero, Yo soy y las canciones de Silvio Rodríguez que he incluido en él así lo hacen notar». Cantante y compositor de indudable garra escénica y dotado de un extraño magnetismo, Feliciano es uno de los grandes nombres individuales de la creación musical procedente de la isla de Puerto Rico, donde la influencia estadounidense sigue siendo tan poderosa. «Muchos de mis discos antiguos -confiesa- poseían unos arreglos excesivamente americanos.

Ahora estoy mejorando como músico y desprendiéndome de ciertas influencias que ya no me dicen nada. La música caribeña tiene hoy día una gran presencia, y yo me alegro de ello. Ya era hora de que se reconociese su fuerza y su calidad. Ahora está de moda la salsa, pero hay que recordar que la salsa es tan sólo el mambo evolucionado. Y en todo este movimiento musical, hay que darle gracias a Cuba, de donde ha surgido todo». Perjudicado quizá por su indefinición estilística en los años ochenta, José Feliciano vuelve ahora a los escenarios con una mayor claridad de ideas. También más relajado.

«Ahora me ocupo de enseñar a mis dos hijos, Melisa y Jonathan, que aún son pequeños, y me tomo mi tiempo para realizar cualquier proyecto. Creo que he madurado en muchos aspectos, y ya no me entran las prisas de antaño por llegar a todas las partes cuanto antes. Practico mucho sobre la guitarra, que siempre ha sido mi talismán, y una de las cosas más fuertes y valoradas de mi personalidad artística». Animado por el éxito internacional de los artistas de la trova cubana, y muy en particular por la espectacular popularidad de Juan Luis Guerra en los últimos años, José Feliciano ha decidido reencontrarse consigo mismo, a través de los ritmos latinos y antillanos, sin perder por ello sus características peculiares de cantautor surgido en 1969, a la sombra de los grandes nombres de entonces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario