09 abril 2013

En España se venden muchos trapos

"Hoss Intropia no es sólo mi forma de vida, sino todas las riquezas y experiencias increíbles que he vivido y la gente que he conocido gracias a ella". Así define Constan Hernández la firma de moda madrileña fundada por el empresario toledano hace más de 16 años.

Con presencia en 45 países -desde Indonesia, hasta Gran Bretaña-, Hoss Intropia ha logrado consolidarse como una firma textil de referencia, que cuenta con 22 tiendas propias y está presente en más de 1.644 establecimientos multimarca. En la actualidad, prepara su último desafío: el lanzamiento de la venta online a través de su propia página web, una iniciativa que estará en marcha el próximo 27 de febrero y que dará servicio a España, Portugal, Gran Bretaña e Italia. "Hemos esperado a hacerlo, ya que en Internet siempre hay espacio, no te quitan el local como puede ocurrir con una tienda y hemos preferido aprender de las experiencias de otros", explica Hernández. "Llevamos alrededor de un año trabajando en su lanzamiento. Como si fuera una tienda más, buscamos abrir en la mejor calle que, en el caso de Internet, es tener la mejor página web", añade.

Presente en España desde hace 15 años, la marca vivió un auténtico boom internacional que le llevó a cambiar su nombre de Homeless al actual Hoss Intropia. "En los años 80, me metí de lleno en el mundo de la moda, viviendo una época mágica en España, con una noche madrileña irrepetible. Comencé a trabajar para mucha gente, llevando a cabo todo tipo de labores, desde lo más básico: cortar, vender, etiquetar las prendas, etc.; hasta trabajar para multinacionales como marcas de denim, que eran las únicas que había en España en los 80'", recuerda Hernández. "De repente, nace Zara, donde tuve la suerte de trabajar con Amancio Ortega, y gracias a eso, descubrí que el cliente multimarca quería moda, no sólo tejanos", añade el directivo.

A cargo de 300 personas, el directivo dirige su equipo con un sentido de globalización -"somos una pequeña multinacional"- y del que destaca su sentido de la responsabilidad. "Siempre me he rodeado de gente que sabe mucho, porque yo no sé de nada. Somos una compañía altamente profesionalizada y donde trabajan amigos míos de la infancia. He hecho lo que todo el mundo dice que no hagas, que es trabajar con amigos y familia; pero eso hace que te esfuerces mucho más para que todo funcione, ya que estás exponiéndote mucho más", subraya.

Hernández, al igual que Amancio Ortega, ha construido un imperio desde cero, gracias a una filosofía de crecimiento conservadora -"nunca he dejado que nuestro endeudamiento superara el 30% de nuestro ebitda", asegura- y una fuerte apuesta por su propio criterio. "Hace poco oí una frase de Lady Gaga con la que estoy totalmente de acuerdo: 'Para que la creatividad no me abandone, no tengo que dejarla'. No me dejo llevar por las modas sino que escucho siempre a mi intuición".

Esta filosofía de austeridad ha permitido a la compañía capear mejor la crisis, "siempre he querido crecer por méritos propios y no por financiación externa. Aquellos que lo han hecho de esta última forma, lo están pasando mal o directamente no están ya en el sector". Gracias a su saneamiento financiero, Hoss apuesta por nuevos desafíos. "El año pasado crecimos un 5% y este año esperamos hacerlo hasta un 12%", augura Hernández. Las últimas cifras del grupo apuntan una facturación de casi 52 millones, de los que casi el 50% procede del exterior.

Además, este año abrirán varias tiendas de la mano de los grandes almacenes de lujo Bloomingdales en Miami, Nueva York y Washington. "También nos han ofrecido abrir en Orlando y Boca Ratón (Florida)", añade el presidente de Hoss.

Junto a la web, el desafío al que se enfrenta Hoss Intropia es hacer frente a una difícil coyuntura económica, que lastra el consumo en España. "Estamos muy preocupados por el agotamiento de la sociedad española, con seis millones de parados y familias que no ingresan ni un sueldo mensualmente. 

Es una situación mala para cualquiera y más para aquellos que no vendemos bienes de primera necesidad, pero creo que la queja no lleva a nada. Sólo podremos salir de ésta con imaginación e ilusión, porque las cosas no van a volver a ser como antes", asegura Hernández. Para reactivar la economía, el presidente y fundador de la firma textil destaca el papel de esta industria en la economía española. "Si se fomentara la financiación estatal, con créditos blandos para las firmas de moda, podríamos crear un tejido industrial fuerte y trasladar cientos de miles de puestos de trabajo a España", apunta Hernández. "Es mucho mejor que las subvenciones que sólo sirven a corto plazo", agrega.

De hecho, Hoss, que da empleo a 1.200 trabajadores de forma indirecta, ya combina la fabricación en China e India, con industrias textiles de Madrid y Andalucía. "Aquellos polos industriales que han subsistido en España, lo han hecho gracias a su alta industrialización y a ajustar al máximo los costes".

Además, al aumentar los costes de los tejidos en China, está habiendo problemas de producción. "Se trata de recuperar trabajos técnicos como bordadoras y acoplar esos productos con otras partes de la prenda hechos en, por ejemplo, India", propone Hernández. "La crisis ofrece oportunidades y nosotros las estamos aprovechando", apunta.

Hoss está aprovechando la coyuntura, además, para reubicar sus tiendas en España, como es el caso de su establecimiento en Serrano (Madrid), donde pasaron de un local de pequeñas dimensiones a un inmueble de 800 metros cuadrados. "Está siendo un momento estupendo para reubicarnos como hemos hecho con nuestras tiendas de Valencia, San Sebastián, Valladolid, Málaga o Sevilla". Su filosofía inmobiliaria se centra en alquileres y no en compras, y en el largo plazo.

"Nunca he dejado que la deuda de la empresa superara el 30% del ebitda", asegura Hernández

"Solo podremos salir de esta crisis haciendo las cosas con imaginación e ilusión"

No hay comentarios:

Publicar un comentario