17 mayo 2013

Esto sí que es chocante


Las otra gran ganadora de la jornada fue Mi pie izquierdo, un filme excelente cuyo éxito en Hollywood resulta algo chocante. La película está dirigida por Jim Sheridan y basada en las vivencias del artista y escritor irlandés Christie Brown. Daniel Day-Lewis, quien interpreta magistralmente a este inteligentísimo impedido físico, logró poner de pie a todos los asistentes a la ceremonia cuando se anunció su elección: «Lo que amo de Christie es su fiereza, su insistencia diaria en enfrentarse a la vida». Su compañera Brenda Fricker, ganadora del Oscar a la mejor actriz secundaria, estaba alucinada y parecía algo asustada: «Los Oscar para mí no existían, eran sólo un sueño». 

Ron Kovic presenció desde su silla de ruedas la «debacle» de Nacido el 4 de julio, la película que cuenta su propia transformación de orgulloso veterano de Vietnam a activista contra la guerra. Pero se emocinonó visiblemente cuando Oliver Stone capturó el segundo Oscar de su carrera por dirigir la película. Para ello venció a Woody Allen (Delitos y faltas), Peter Weir (El club de los poetas muertos), Kenneth Branagh (Enrique V) y Jim Sheridan (Mi pie izquierdo). Nacido el cuatro de julio sólo capturó una estatuilla más -al mejor montaje- de las ocho nominaciones que en total tenía. 

La Academia premió sin reservas la película Tiempos de gloria, a la que otorgó tres Oscars. El más importante fue para Denzel Washington, que después de vencer a Marlon Brando, Danny Aiello y Dan Aykroyd se ha convertido en el actor revelación del año. «Cuando pronunciaron mi nombre no me lo creía. Pensaba que me había desmayado y que estaba soñando. Pensé que se lo habían dado a otro hasta que mi mujer empezó a golpearme para que me levantara y fuera a recogerlo».

No hay comentarios:

Publicar un comentario