28 julio 2013

Cupón Groupon

Me dijo que en EEUU las historias de moda eran como la mía, de gente normal que se busca la vida en momentos de crisis. Como la de un tío que se había tirado un año comiendo gratis gracias a cupones que iba acumulando.

Me preguntó si tenía una foto, no fuera a ser que los pajaritos fuesen la clave de que las otras pastelerías me cobraran tanto. No tenía ninguna foto pero sí un blog y que su imagen eran mis pajaritos de boda. Nos pusimos a buscar en su iPhone y se los enseñé.

A Loleta le llamó la atención el nombre de mi blog y me preguntó por él. Le conté toda mi historia y me agarró de los hombros, me miró a los ojos y me dijo: «Sonia, tienes una historia única». Loleta no sólo me tocó, también me contó una historia genial.

Luego hay gente que se pasa mucho. (Este jueves leí que una vecina de Nueva York ha sido condenada por haber fingido un cáncer para recibir donaciones y así pagarse su boda por todo lo alto).

Sé que el precio que me diste es bueno, pero Loleta, entre amigas, ¿no me la podrías dejar gratis? Anda, mujer.

¿Cómo es posible, os preguntaréis, que una friki de los sorteos de boda consiga escribir su historia en un importante periódico? Veréis.

Le pregunté a Loleta por el precio de las tartas decoradas de boda. Me dio uno cojonudo. Me pareció raro. No me encajó. Le insistí si estaba segura y al verme tan pesada me preguntó por la dificultad de mi tarta. Le hablé de mi boda temática y de mis pajaritos.

La pasada semana por fin mis amigas de internet de Madrid y yo pudimos hacer el curso de magdalenas decoradas (cupcakes, pijas dixit) que habíamos reservado utilizando un cupón Groupon.


Se daba en La Tienda Americana, un templo dedicado a estos temas y la instructora se llamaba Loleta Linares, una señora super elegante, un poco pija, pero un crac dando el curso.

Loleta, amiga, nuestra charla del viernes durante el curso de cupcakes fue mi fuente de inspiración. Tus tartas (y tus precios) me encantan. Me faltó hacerte firmar con sangre el precio que me diste porque ni de coña podía pensar yo que podría tener una tarta decorada en mi boda de la tía que presta tartas para las producciones de moda de Telva Novias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario