04 noviembre 2011

Las caricaturas de la discordia

Charlie Hebdo podría ser el equivalente en francés de la publicación satírica española El Jueves. Ambas tratan de dar un toque de humor a los asuntos de actualidad. En esta ocasión, el medio galo cambió su cabecera del número de ayer por Charia Hebdo, en alusión a la sharia islámica (ley musulmana), y abrió su portada con el dibujo de Mahoma como si fuera un redactor jefe que dice: «Cien latigazos si no te mueres de risa». Con ello, quería reflejar el giro político que han dado países como Túnez o Libia, pero esta manera tan mordaz de afrontar la realidad no ha hecho la misma gracia a todo el mundo.

«Parte de la redacción del semanario satírico fue destruida durante la noche del martes al miércoles por un incendio voluntario», recogió el diario Le Monde sobre el ataque con cócteles molotov que sufrió la publicación. «¿Es una acción de individuos aislados o una operación organizada por grupos religiosos o políticos?», se cuestiona el propio periódico. Para ello, cuenta que la Brigada Criminal de la Policía Judicial abrió una investigación y que en ese momento se mantenía al margen aunque la segunda hipótesis parecía más creíble.

«Esta no es la primera vez que nos referimos a Mahoma, lo hacemos casi todas las semanas. Queríamos reaccionar ante el anuncio de la introducción de la sharia en Libia y la victoria del partido islamista Ennahda en Túnez», explicó Charb, dibujante y director del medio.

«Las protestas comenzaron a circular en Twitter en la noche del domingo 30 de octubre, con mensajes de 'esta cubierta es un insulto'. Algunos incluso sugirieron que había que comprarlo para quemarlo», continúa Le Monde. «La página web de la revista también fue hackeada, mostrando en su inicio una imagen de la Gran Mezquita en La Meca acompañada de la frase 'No hay otro Dios más que Ala'», recogió la edición digital de Le Figaro, otro de los periódicos franceses más importantes. «Este no es un medio contra los musulmanes, pero sí que nos podemos reír de cualquier cosa. Es la mejor prueba de la libertad y de la democracia», declaró Patrick Pelloux, columnista del semanario, al periódico.

«Charlie Hebdo ya había comparecido ante un tribunal para responder por las caricaturas de Mahoma publicadas en 2006, consideradas ofensivas por las organizaciones islámicas», prosigue este diario. Le Liberation también recuerda cómo el semanario se hizo eco un año después de los dibujos del danés Kurt Westergaard, que abrieron el debate sobre los límites de la libertad de expresión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario