23 julio 2014

Un hombre se come el asiento de un autobús

En Reino Unido están buscando a un hombre que por lo que cuentan los testigos se dio a la fuga después de comerse el asiento de un autobús, si has leído bien, por lo visto lo devoro literalmente.

El echo insólito fue grabado por la cámara de seguridad del autobús local en el que ocurrió el extraño suceso. Según han contado los propios testigos se trata de un hombre joven y de pelo oscuro que durante unos veinte minutos permaneció sentado en su asiento tranquilamente.

Hasta que por lo visto le dio hambre y empezó a comerse el asiento acompañándolo de una botella de agua que llevaba, los daños causados en el asiento superan los 300 dólares, esperemos que lo encuentren y pueda contarnos porque le gusta tanto la goma espuma de los asientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario