17 junio 2013

La cazadora de vampiros

Vampiros, dinosaurios, «psychokillers», policías de gatillo fácil e historias de pasiones tórridas invadirán las pantallas del cine, son numerosos los «remakes» y no menores las secuelas. Los cineastas independientes renuevan el panorama y el «western» recobra un lugar bajo el sol. No todo se ha perdido. El rey de los no muertos, el vampiro por excelencia, Drácula, llegará a nuestras pantallas el 15 de enero precedido de la expectación generada por las óptimas críticas cosechadas tras su estreno americano. Basada fielmente en el texto original de Bram Stoker, Francis Coppola eligió a Gary Oldman -posiblemente el mejor actor joven del mundo, Winona Ryder, Keanu Reeves y Anthony Hopkins (todos ellos actores a los que volveremos a encontrar en las películas del 93) para interpretar la muy sangrienta, romántica y violenta historia de amor. 

A su sombra llegarán Buffy, la cazadora de vampiros, que supone el debut en el cine del televisivo Luke Perry; Tale of a vampire, una coproducción anglojaponesa dirigida por el novel Shimako Sato, basada en el poema de E.A. Poe, Annabel Lee, y protagonizada por Julián Sands. La francesa Anne Parillaud debuta en el cine norteamericano con Sangre fresca, de John Landis, en la que se enfrenta a William Balwin, como una vampiresa que tan sólo puede alimentarse del plasma proveniente de vena mafiosa italiana. Parillaud, casada con el realizador galo JeanLuc Besson, fue la protagonista de Nikita, un filme que ya han copiado en Estados Unidos. 

La copia la protagoniza Bridget Fonda bajo el título de La especialista, junto a Gabriel Byrne y una Anne Bancroft que hereda el papel de Jeanne Moreau. Otros filmes pasados también por el tamiz de las nuevas colonias son Intersection (versión de Las cosas de la vida, de Claude Sautet), Rat Race (o como ha visto Amy Heckerling Mi tío de América, de Alain Resnais) y La noche y la ciudad, de Irwin Winkler (de quien está pendiente el estreno de su «ópera prima», Caza de brujas) en la que Robert De Niro y Jessica Lange emulan a los Richard Widmark y Gene Tierney de la película de 1950 de Jules Dassin. Finalmente, en marzo veremos al italoamericano Al Pacino en Perfume de mujer, un «remake» que Martin Brestha dirigido de la película que Dino Risi rodó con Vittorio Gassman hace treinta años. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario