27 octubre 2013

Los chinos compran casas de lujo en España

La obtención del permiso de residencia durante dos años por la compra de viviendas de más de 500.000 euros por parte de extranjeros, como establece la reciente Ley de Emprendedores, puede suponer, en opinión de Miguel Ángel Cantos, un elemento que acelere nuevas operaciones. "Será un revulsivo sin duda —comenta—, sobre todo para un mercado tan potente como el chino".

El perfil de los compradores está claro: extranjero, con un elevadísimo poder adquisitivo y que quiere comprar una casa exclusiva para vivir o pasar unos meses de vacaciones junto al mar sin cortapisas legales como el permiso de residencia. "La inmensa mayoría de nuestros clientes son foráneos, que acceden a conocer el producto a través de intermediarios, internet o nuestras tiendas", como asegura Pilar Panadés, directora de la oficina de Engel y Völkers en Altea.

Ni el público español ni los fondos inversión inmobiliarios, se interesan por este tipo de activos. Éstos prefieren viviendas procedentes de embargos bancarios o lotes de pisos baratos por los mayores descuentos y las posibilidades de rentabilizar posteriormente estas viviendas con la venta o alquiler.

Si hay un factor que facilita las operaciones es la liquidez de los compradores. En la mayoría de los casos, no necesitan conseguir una hipoteca para adquirir el inmueble que quieren. Pagan al contado y de una vez. Belgas, noruegos, suecos y franceses son los que más compran casas de lujo en el norte de Alicante. Los rusos poco a poco van entrando en este mercado, mientras que los británicos se decantan por viviendas más baratas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario