27 abril 2015

Circuito nuevo para los amantes del running

El running se ha convertido en una tendencia al alza. Cada vez son más los ciudadanos que acuden al Cauce del Río Turia para disfrutar de este deporte. 

Sin embargo, muchas veces se ven abordados por el resto de ciclistas o viandantes. 

Con el objetivo de acabar con este problema y otorgar un mayor espacio a esta actividad, la Fundación Trinidad Alfonso inauguró ayer el primer tramo del "Circuit 5k Jardí del Turia".

Desde ayer, los valencianos pudieron disfrutar del principio de una infraestructura diseñada por y para runners, cuyo coste asciende a 2 millones de euros a cargo de la Fundación. 

Los primeros 391 metros de un camino de cinco kilómetros que une el puente Nou d’Octubre y el puente Ángel Custodio junto al parque Gulliver. "Es un día ilusionante para la Fundación. Ver que el carril empieza a ser una realidad es una satisfacción enorme", aseguró Elena Tejedor, directora de la fundación.

Con 2,60 metros de ancho, el circuito ha sido construido de manera estudiada para ofrecer una mayor seguridad y comodidad al usuario. En este sentido, y con la garantía del Instituto de Biomecánica de Valencia el terreno cuenta con tres estratos diferenciados: grava, tierra con grava y tierra morterenca con fibra de vidrio". 

La finalidad es "reducir al máximo el impacto para las articulaciones del corredor" así como obtener una superficie elástica "que sea mucho más cómoda que cualquiera de las otras superficies rígidas", confirmó Carlos Campos, arquitecto encargado del proyecto.

Este primer tramo es solo un avance para que los corredores tengan una primera toma de contacto, pero no podrán disfrutar del nuevo trazado exclusivo hasta el próximo mes de agosto.

De hecho, aun queda mucho trabajo por realizar. No se trata solo de la reorganización del terreno y, por consiguiente, la construcción del camino. Sino que el plan va más allá. 

Tras los trabajos de construcción se llevará a cabo la instalación de la señalética y alumbrado independiente cada 12,5 metros. Una medida de seguridad para facilitar la práctica nocturna de este deporte. 

Además, una vez el circuito esté terminado, se creará una señalética para medir kilométricamente el recorrido, así como zonas de entrenamiento específico, estiramientos o hidratación.

El primer tramo recoge 391 metros y las obras finalizarán en el mes de agosto


El circuito de cinco kilómetros irá desde el puente Nou d’Octubre hasta Gulliver



No hay comentarios:

Publicar un comentario