11 julio 2017

Sofía Vergara y sus pobladas cejas

Históricamente, las mujeres han recortado los márgenes de sus cejas hasta casi hacerlas desaparecer. La Gioconda de Da Vinci, por ejemplo, es un caso extremo de alopecia facial, pero de ahí al estilo Groucho Marx va todo un viaje por la moda capilar con parada en la tendencia del momento: dejarlas a su ser; naturales, con mucho volumen, haciendo de ellas la marca de la casa.

Lily Collins junto a Cara Delevigne son las máximas representantes de este estilo. La actriz, hija de Phil Collins, que estuvo en Madrid durante la promoción de su última película Cazadores de sombras aseguraba "yo las dejo ser como son, ya no las depilo". La británica, popular entre otras cosas por presumir de unas cejas gruesas, aseguraba que en el pasado abusó de manipular su forma: "Cuando empiezas ya no puedes parar". De esta forma, lo que pasaba por ser un trauma para Collins, ha pasado a ser su marca de la casa: "Simplemente trato de aprovecharlas", afirmaba la actriz.

Otras cejas de marca son sin duda las de la modelo Cara Delevigne. La inglesa además pronuncia la forma de sus características cejas enmarcándolas y rellenándolas con sombra o lápiz negro. Su pelo rubio y sus ojos azules hacen destacar sus marcadas cejas y conseguir una mirada que ha hecho que la modelo llegue incluso a colarse en los exclusivos desfiles de Victoria’s Secret o como parte del reparto de Anna Karenina. Delevigne ha hecho de ellas parte de su estilo, y es común que suba fotos gamberras a las redes sociales haciendo muecas y presumiendo de sus prominentes cejas.

Esta tendencia, encabezada por dos de las it girls del momento ha traspasado fronteras y ha sido adaptada por distintas celebrities. La actriz Sofía Vergara presumía en la última temporada de Modern Family de unas cejas pobladas y estratégicamente peinadas en sentido ascendente. Camilla Belle, Demi Lovato o incluso Miranda Kerr se han dejado ver con este deliberado look natural que deja las cejas a su "libre albedrío". Lovato sin embargo parece haber renegado de llevar las cejas gruesas y las suyas ya han recuperado su tamaño anterior, más recortado.

Las grandes firmas también se han subido al carro de las cejas XXL. Las modelos de Dior, Chanel, Marc Jacobs o Loewe han llegado a lucir las suyas gruesas y maquilladas, a veces en distintos colores, durante sus últimos desfiles. Muchos de los grandes maquilladores han comenzado a utilizar este tipo de cejas frente a la depilación, ya que ofrece más posibilidades y ayuda a cambiar la intención de la mirada. Incluso las marcas de maquillaje ofrecen la posibilidad de amplias paletas de sombras para engordarlas y dejarlas a la moda. Las denominadas bold eyebrows por los maquilladores se han convertido en tendencia.
De cualquier modo, las cejas ya no solo cubren los ojos, sino que se han convertido en una seña de identidad, ¡vivan la naturalidad y las cejas tamaño XXL!... Aunque sólo sea durante esta temporada.

De Audrey a Madonna
Las cejas tupidas no son algo nuevo, actrices de las décadas de los 50 y 60 ya habían descubierto su utilidad. Las de Audrey Hepburn hicieron de la suya una cara con ángel. Su mirada estaba acompañada de unas cejas de gran cobertura y sin embargo no le restaban un ápice de encanto a su rostro. También en los 80, Brooke Shields entró en la meca del cine con unas frondosas cejas que dejaba al natural en El lago azul. Incluso Madonna en sus inicios no dudaba en mostrar alegremente sus gruesas y oscuras cejas a golpe de Like a virgin.
"Las cejas pobladas dan aspecto juvenil mientras que las más finas y arqueadas aportan más años" apunta Laura Oceanía editora de la web lorituela.com. La maquilladora, famosa por su canal de Youtube, señala que no hay un único diseño de cejas para una persona y que hay estilos adaptables a cada mirada: "Las cejas con arco dan seguridad al rostro, carácter, mientras que las planas dan un aspecto inocente y dulce".

No hay comentarios:

Publicar un comentario