01 octubre 2015

La hija de Paul Walker demanda a Porsche

Meadow la única hija del ya fallecido actor Paul Walker ha demandado a la casa Porsche porque asegura que su padre murió a causa de un fallo del coche.

En la demanda que ha presentado indica que el coche se incendió después del choque a causa de defectos del diseño y que su padre murió quemado vivo en el interior del vehículo.

Sus abogados afirman que el cinturón de seguridad rompió a Paul las costillas y la pelvis. Que estaba vivo cuando el coche empezó a arder después de que pasara un minuto y medio desde el choque contra el árbol. Paul respiró hollín mientras su Porsche Carrera GT ardía.

La policía sigue manteniendo que el coche iba a 140 kms por hora, pero la familia del actor asegura que era a 114.

Los abogados de la joven Meadow han explicado a los medios de comunicación que "su conclusión es que el Porsche Carrera GT es un coche peligroso. No debería estar en la calle. Y no deberíamos estar sin Paul Walker o su amigo, Roger Rodas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario