25 octubre 2015

La revolución cupcake

Los famosos cupcake están revolucionando todo el sector pastelero desde que aterrizaron en España. Se trata de un pastel en taza procedente de Estados Unidos que está elaborado con diversos sabores glaseados y con un valor añadido: 

Las virutas decorativas. Vainilla, chocolate, plátano, menta, zanahoria o caramelo son algunos de los sabores más solicitados.

Además han introducido las cakes, que tampoco pasan desapercibidas. Son conocidas por sus espléndidos diseños, a los que no les falta ningún detalle. 

Pero no sólo la decoración es importante, pues hay una pelea por la calidad y el buen sabor del producto. Pero ¿se han visto realmente perjudicadas las pastelerías tradicionales de Valencia tras su auge?

Según fuentes de reposterías de barrio, "los ciudadanos siguen decantándose por dulces típicos como la coca". Una propietaria de una panadería de Blasco Ibáñez, comentó que tienen "su clientela fija" y que los dulces artesanos "se venden como siempre". 

La gerente de la cadena Panaria de la calle San Vicente, Mari Luz Alberola, aseguró que "los productos tradicionales son muy fieles en nuestra ciudad, hace un tiempo retiramos la venta de coca pero por su gran demanda, la devolvimos al mercado".

Alberola comentó también que esta franquicia "no se ha visto perjudicada en temas de repostería", pero añadió que el público más infantil sí se decanta más por los pasteles o tartas decoradas en ambientes infantiles.

Esta cadena de panaderías, explicó ya hace unos días, que tiene previsto cerrar este año con un total de 50 tiendas en España. Destaca también por elaborar artículos de temporada según la campaña a la que se dirigen.

"Hacemos géneros puntuales para atraer al público como por ejemplo los buñuelos en fallas o unas galletas para San Valentín; que tienen mucha aceptación entre los valencianos". Concluyó que los dulces artesanales continúan teniendo relevancia entre los consumidores, a pesar de haber cambiado las modas.

Los cupcake, también conocidos como fairy cake, presentan una amplia carta tanto en sabores como en diseño. Mantequilla, azúcar y harina son los ingredientes principales. Después, fluye la imaginación de cada pastelero. 

La Red Velvet o tarta de terciopelo rojo, es la cake más demandada en la conocida tienda American Cupkakes de Valencia. "Este clásico americano compuesto por bizcocho rojo relleno de crema y con glaseado de queso es la favorita de los cumpleaños", explicó uno de los propietarios de American Cupcakes Romer Rangel.

En cuanto al público más mayor, fiel a sus sabores tradicionales, "le cuesta más probar los nuevos gustos pero al final lo hacen y les gusta porque repiten", comentó Romer. Añadió que "la tarta de zanahoria les encanta".

Esta pastelería apuesta sobre todo por la calidad en cuanto "a conseguir un bizcocho jugoso y equilibrado en cuanto a azúcar, para que no sea demasiado dulce". 

Romer explicó que esta innovación en cuanto al gremio pastelero no ha deteriorado los pasteles clásicos, sino que ha ayudado a fomentar una "variedad de todo tipo" y según él "los pasteleros tratan de mejorar y el que lo ha hecho bien siempre seguirá vendiendo y el que no cerrará". 

Además en este amplio mercado sobrevive "la gente que cuida tanto los detalles como la calidad del producto". Romer es un pastelero apasionado por su trabajo y que dedica su día a día a satisfacer los placeres de los más golosos. 

"Nosotros hacemos para todo tipo de público. Desde niños hasta gente mayor, aunque las mujeres son el porcentaje más alto que nos visita". Hablando de su trabajo, desde American Cupcakes también forman a pasteleros o a aficionados a este mundo, hecho que está muy de moda actualmente.

"Hacemos cursos de decoración, de iniciación a la repostería especialmente para niños o blogs de gente aficionada", añadió. Otro punto importante para ellos, es la personalización de eventos de acordes a sus tartas.

"Solemos decorar los actos con el mismo enfoque con el que hemos elaborado el dulce" además de ser partícipes de diferentes épocas de la vida de las personas: "Vivimos etapas de las propias vidas de los ciudadanos, de una boda hasta llegar a un cumpleaños de ese matrimonio", añadió.

Los ciudadanos también tienen la palabra. Algunos prefieren los productos novedosos americanos más que nada porque les atrae visualmente el producto. Otros los califican de un dulce demasiado dulce pues afirman que puede resultar hasta empalagoso.

Las pruebas lo demuestran: Las modas cambian, pero las tradiciones prevalecen entre los golosos valencianos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario