18 septiembre 2012

Madres fashion de toda la vida

Desde que Louis Vuitton diseñara una bolsa cambiador para los pañales, nada ha vuelto a ser igual en el mundo de los complementos de bebé. ¿Cómo va a ser lo mismo llevar los pañales en una bolsa celeste con dibujo de ositos que en un pedazo de bolsa de lona Monogram? No es lo mismo, no. El cambiador de Vuitton -900 euros-, marcó un antes y un después en estos complementos porque gracias a él las mamás con estilo, como Cindy Crawdford, podían pasear a sus retoños sin perder el look. Pero no sólo las top models lucen estos complementos fashion para sus bebés. Más de una mamá valenciana ha comprado esta bolsa en la tienda de Vuitton de Poeta Querol, donde aseguran que este modelo se vende bastante bien.

Y es que las mamás de ahora ya no quieren llevar los complementos cursis y ñoños de antes. Es lógico. La mamá fashion, que sigue las tendencias y viste a la moda, quiere para su bebé complementos con diseño, que encajen con su estilo. La sillita de paseo es un claro ejemplo. ¿Imaginan a una mamá treintañera con vaqueros y bolso de temporada con un cochecito inglés del siglo pasado, de esos azul marino con enormes ruedas de hierro? Como que no.De ahí el éxito de los últimos diseños nórdicos, ligeros y minimalistas, en especial uno que viene de Holanda y que está arrasando en Valencia y en medio mundo: el cochecito Bugaboo.

Laura Ponte, siempre tan a la moda, fue de las primeras en pasear a su bebé con un Bugaboo, aunque también lo compró la Infanta Cristina para su hija Irene y la actriz Gwyneth Paltrow para su primer niño. La lista de famosas que han paseado el cochecito es interminable, desde Julia Roberts y Sarah Jessica Parker hasta la top Heidi Klum. Pero es que ahora sales por Valencia y, a poco que te fijes, todos los cochecitos son de esta marca. Y eso que el modelo barato cuesta 600 euros y el caro 800. Y no incluye la silla para el automóvil. ¡Ah, pero ir fashion es así, el precio es lo de menos! Total, que si hace apenas unos años todo el mundo sacaba a pasear a su bebé en una diminuta silla Maxi-Cosi, ahora lo que mola es llevar el Bugaboo pero el modelo caro, el Cameleon, que te permite combinar un montón de colores a tu antojo.

En El Corte Inglés vi hace poco a una mamá con el Cameleon en fucsia y beige y quedaba ideal. Para niña, claro. Todo el mundo en Valencia lleva el famoso Bugaboo, tanto es así que hace poco buscaba sábanas para el cochecito -¡a mí también me lo han regalado!- pero la dependienta de la tienda no sabía de qué modelo le hablaba, cuando otra mamá intervino para ayudar: «Yo lo tengo y el problema es que es más grande y las sábanas de otros coches no sirven, hay que comprarlas tamaño cuna». Gracias a esta mamá fashion, descubrí que los holandeses se habían preocupado mucho por el peso, color y diseño del cochecito, pero habían pasado ampliamente de las sábanas. Quizá porque como en Holanda hace frío, utilizan un saco donde meten al niño y de sábanas ni han oído hablar...

Pero no sólo los cochecitos están sometidos a la moda. Al igual que la bolsa cambiador de Vuitton, otras firmas como Gucci y CH han incluido en sus catálogos complementos de lujo para bebés.Carolina Herrera tiene en sus tiendas la silla de paseo Slalom de Jané, (670 euros) -Ana Aznar, tan pijita ella, paseó a su primer niño con ella-, el cuco (310 euros) y la bolsa cambiador (790 euros), todo con la tapicería CH de la marca, además de peluches y portachupetes. Y Gucci, con sus iniciales GG, la mochila portabebé y el bolso portapañales. Claro que el no va más del lujo para bebés es la manta para bebé de Hermès en cachemire (765 euros). La venden en Valencia. Y, si la venden, es porque alguien la compra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario