21 agosto 2014

Finge su muerte para no tener que casarse

Alex Lanchester y Tucker Blanford eran aparentemente una pareja joven y enamorada que se iban a casar en unos pocos días.

Se conocieron en el año 2012 cuando Alex estuvo un año estudiando en la ciudad de Tucker donde además se comprometieron justo antes de que ella regresara a su ciudad, Londres.

Pero Alex recibió una llamada que le cambiaría por completo la vida, su suegro la llamó para confirmarle la muerte de su prometido, que supuestamente se abría lanzado contra un vehículo en la carretera a causa de una depresión que arrastraba hace tiempo.

Así que Alex destrozada por lo ocurrido llamó a su suegra para darle el pésame cuando para su sorpresa la madre de su prometido le aseguró y confirmó que Tucker no había muerto.

En ese preciso instante Alex se dio cuenta de que su novio no la quería y estaba fingiendo su muerte para no tener que casarse con ella. Lo que le hizo sentirse defraudad dolida y sobre todo muy decepcionada.

Asegura que lo único que hizo fue quererlo y después de esto no sabe si podrá volver a enamorarse y que todas las señales de advertencia estaban ahí, aunque ella no supo verlas porque estaba muy enamorada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario